La Novia Vestida de Sangre

por admin

Ese es el título de un episodio de Boston Legal.

Si no has oído hablar de Boston Legal entonces deberías ir a comprarlo. Es una serie de televisión con cinco excelentes temporadas, disponible en tiendas.

¿Por qué hablo de Boston Legal?

Bueno, porque esta serie se posicionó de forma distinta a otras series de abogados más serias como “Law & Order” o “El abogado”.

Los guionistas de Boston Legal mezclan la seriedad del sistema legal con personajes estrafalarios para acercarse a un posicionamiento único que otorgó el éxito a este bufete de abogados.

¿Posicionamiento?

Ya lo he mencionado antes, pero necesito que entiendas que no hay ninguna lógica en gastar dinero en la comercialización de un producto o servicio hasta que decidas qué posicionamiento tendrás en el mercado.

Y si crees que aprendiste todo lo que hay que saber sobre posicionamiento hace años, mejor piénsatelo de nuevo. Los tiempos cambian. Tus clientes están mejor informados y es un buen momento para establecer una ventaja competitiva sobre tus rivales, con la ayuda de una nueva posición dominante en Internet.

En cuanto a la redacción publicitaria, hay lecciones excelentes que puedes encontrar viendo episodios de Boston Legal.

Cada episodio tiene un “cierre” o conclusión, un resumen de la defensa para el caso que defendían ante el jurado. Las mejores conclusiones estaban realizadas por Alan Shore, aunque habían algunos buenos por Denny Crane.

Estas conclusiones debían salvar la vida de sus clientes, así que tenían que ser excelentes presentaciones de ventas. Y lo eran.

Ve Boston Legal para pasar un buen rato, pero cuando llegues a las conclusiones observa cómo estos profesionales conectan con el jurado, la oferta que hacen…

Cómo representan la mejor decisión que el jurado puede tomar, qué beneficios aportan (porque nadie quiere enviar a un inocente a prisión).

Y cómo piden una acción y la refuerzan al pedir al jurado que tome la decisión correcta.

Esa es una estructura excelente para las redacciones publicitarias, y lecciones invaluables para tu negocio.

{ 0 comentarios… agrega uno ahora }

¿Tú qué opinas?

Previous post:

Next post: